Cierra los ojos, párate a pensar

Hay veces en los que hay que poner cara de póquer y seguir hacia delante. En los que no hay que dejar ver lo que realmente sientes. Sonríe y desmuéstrale al mundo que nadie te va a quitar esa sonrisa. Sonríe por el bien de todos. Sonríe aunque no quieras porque tarde o temprano la herida se cerrara del todo y todo volverá a ser como antes, o esa es la idea. Sonríe y nunca te rindas porque siempre hay una salida, aunque tengas que salir corriendo.


"Sal ya de mí, que todo vuelva a ser igual que antes de ti."

1 comentario:

  1. Me gustan mucho tus blogs, sobretodo este. (:
    Sigue así, un besazo.

    ResponderEliminar